COMPOSICIÓN DE LA MORINGA.

Existen numerosos estudios que han analizado de los componentes nutricionales que incorpora la Moringa. Los resultados muestran una composición muy variada y abundantes de vitaminas y minerales que lo convierten en un complemento alimenticio natural muy interesante.

Está especialmente indicado para niños de corta edad (1 a 3 años) donde 100g de hoja de moringa proporciona las cantidades diarias necesarias de calcio, alrededor del 75% de hierro y la mitad de las necesidades proteínicas. Además, suministra cantidades importantes de minerales y vitaminas como el potasio, el complejo vitamínico B, cobre y todos los aminoácidos esenciales. En general, las hojas frescas proporcionan al niño todas las vitaminas A y C necesarias.

La moringa también está especialmente indicada para las mujeres en estado ya que proporciona un amplio conjunto de minerales esenciales y vitaminas muy necesarios para la mujer embarazada o lactante y le proporciona cantidades importantes de hierro, proteínas, cobre, azufre y vitamina B.

100 Gramos de Moringa contiene:

 

Moringa contienen además muchos nutrientes esenciales, por ejemplo, vitaminas (C y D), minerales, aminoácidos, beta carotenos, antioxidantes (flavonoides, ácido ascórvico, caroteniodes), antiinflamatorios, ácidos Omega 3 y 6. 

La moringa es un superalimento porque con su consumo único equivale al valor nutritivo de otros alimentos diversos.

Sin embargo, debemos insistir en que la moringa es un complemento alimenticio que no sustituye un estilo de vida saludable ni a una alimentación sana, equilibrada y variada. Sin embargo, es un complemento ideal y natural para equilibrar nutricionalmente nuestro organismo. Consulte a su nutricionista.

COMPRAR